Consejos para evitar la tendiditis rotuliana

La tendinitis rotuliana es otra de las principales afecciones de los corredores. Otros deportistas que también suelen verse afectados por esta lesión son los jugadores de baloncesto, ya que la tendinitis rotuliana está relacionada con la amortiguación, motivo por el cual también se la denomina en ocasiones “rodilla del saltador” o “síndrome de la rodilla del corredor“.

 

¿Qué es la tendinitis rotuliana?Plantillasparacorrer - Evitar la Tendinitis rotuliana - Ligamento patelar

Es una afección del tendón rotuliano, también conocido como ligamento rotuliano, tendón patelar, ligamento patelar, y técnicamente, ligamentum patellae. Su función es unir la rótula con la tibia y se puede ver afectada por actividades repetitivas como saltar y correr, que ponen mucho esfuerzo en la anatomía de la rodilla.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis rotuliana?

Se suele identificar como un dolor o molestia en la parte inferior de la rodilla al correr. Si se trata de tendinitis rotuliana es posible que el dolor se intensifique si se continúa la actividad física.

¿Qué causa la tendinitis rotuliana?

Hay muchas causas posibles, entre las más comunes encontramos una mala amortiguación en el calzado (ya sea porque esté gastado o porque no sea de calidad), un exceso de tensión o sobrecarga en la musculatura del cuádriceps, una mala absorción del impacto debido a la morfología del pie (pie cavo o pie cavo anteriorizado) o una sobrecarga a nivel de entrenamiento.

¿Cómo se puede evitar la tendinitis rotuliana?

Si ya tenemos la molestia o inflamación lo primero es reducirla. Para hacerlo se recomienda reposo, tomar o aplicar anti-inflamatorios en forma de pastillas o cremas, y poner hielo en la zona afectada. Si corres siempre sobre asfalto es recomendable buscar un poco más de tierra para reducir el impacto al correr. Tienes que asegurarte de que tu calzado no está demasiado gastado yendo a una tienda especializada en plantillas a medida y calzado deportivo y si es necesario renovarlo por un calzado con mucha amortiguación. Los estiramientos del cuádriceps junto con algún masaje de descarga, ya sea en el fisio o con un foam-roller también ayudarán a aliviar la tensión del tendón. También existen ejercicios recomendables para la musculatura de la cara anterior del muslo (cuádriceps).

Si queremos asegurarnos de que esto no vuelva a suceder se recomienda un completo estudio de pisada puede determinar si es necesario llevar algún tipo de corrección en el pie para que trabaje de la mejor forma posible a la hora de absorber el impacto. En pocos casos es recomendable la cirugía, pero tomando las medidas adecuadas a tiempo, ésta puede ser evitable.

Si te ha gustado... Comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *